No hay Tu Tía

Este dicho tan popular tiene un origen inesperado.

Ya que el famoso «tu tía» no es la hermana de tu madre o tu padre…

Viene de Atutía, Tutiya o Tutía, y fue un medicamento que se usaba para dolencias oculares y estaba hecho con óxido de zinc.
Esta expresión viene a decir que no hay remedio, solución, o que no hay manera de hacer una cosa.
Comenzó a usarse el nombre del medicamento como sinónimo de remedio, se popularizó su uso, y se separó «tu tía»; y así ha llegado hasta nuestros días.

Otros:

«Que no te la den con queso»

«La Casa de Tócame Roque»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *