Los fantasmas del Sanatorio de los Molinos

 ¿Os gustan las historias de fantasmas?

La Sierra de Guadarrama ha sido elegida desde tiempos inmemoriales como un lugar predilecto para la sanación del enfermo. La pureza del aire a pocos kilómetros de la capital convertían a la Sierra Norte en el enclave perfecto para la construcción de sanatorios. Los ruidos, las luces en medio de la noche, muebles que se mueven o cambian de sitio alimentan la leyenda de los fantasmas del sanatorio de los Molinos, y de otros sanatorios de la sierra…

Hay bastantes sanatorios abandonados en la sierra…

Hoy vamos a hablar del Sanatorio de los Molinos:

Fue inaugurado en 1943 como un hospital para tuberculosos y posteriormente se especializó en enfermedades respiratorias. Los militares con estas afecciones eran enviados aquí, donde se pensaba que el aire ayudaría en su curación.
Estaba especializado en neumología, y era uno de los mejores hasta que se determinó que los pacientes con este tipo de enfermedades no tenían que estar ingresados permanentemente.

Sus instalaciones fueron quedando obsoletas y fue cayendo en el olvido.  En 2001 no tenía sentido que este hospital siguiese abierto.
Era conocido como el hospital de «La Marina», ya que los pacientes eran principalmente soldados, pero en la actualidad sólo queda una visión fantasmagórica de lo que fue.

Tan fantasmagórica que muchos son los que afirman que las puertas se abren y cierran solas, que hay luces extrañas en medio de la noche,  ruidos intensos de pisadas o fenómenos paranormales que algunos curiosos han vivido…

Algunos expertos en fenómenos paranormales cuentan que las almas de los que allí vivieron y murieron, portando tras de sí tristeza, melancolía, o asuntos sin resolver siguen allí. La energía sigue impregnando este lugar, la sensación de que no estamos solos nos acompaña en cada paso.

Tras 17 años de abandono el deterioro del edificio es notable…

Todavía quedan algunos valientes que se atreven a pasar la noche en su interior, y hacer una visita a los que aún moran entre estas paredes.

El único inconveniente para aquellos que quieren visitar este lugar es que saltar la valla conlleva una multa.

Muchos son los que afirman haber grabado psicofonías o extraños ruidos en el santorio. A continuación os dejamos algunos enlaces:

Muchas son las historias que se cuentan sobre estos sanatorios… ¡próximamente os contaremos más!

Foto: ABC

Una respuesta a “Los fantasmas del Sanatorio de los Molinos”

  1. Acabo de estar allí y la verdad es que da bastante miedo nada más entrar, tiene varias plantas y muchísimas habitaciones. En las primeras plantas la verdad es que no ocurrió nada extraño pero en cuanto subimos a la tercera y la cuarta empezó lo bueno. Voces, puertas cerrándose solas, golpes y hasta un cristal se rompió solo… a parte de esto, también se escuchaban pasos. No se si tendrá una explicación lógica todo esto pero acojona de verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *