La Calle del Espejo y Calle del Lazo

 

La Calle del Espejo

Ya sabemos que las calles de Madrid guardan secretos en sus nombres…
Pero a veces también guardan errores.
Tal es el caso de la Calle del Espejo, cuyo nombre se debe a un error en la traducción:
En época musulmana, se construyeron varias torres de vigilancia para avisar de un posible ataque enemigo y una de estas torres se encontraba en esta calle.
En latín eran denominadas “specula”, que también significa espejo. cuando los cristianos toman la ciudad, pasa a llamarse calle del Espejo por un error en la traducción.

¡Aquí podemos ver la importancia de tener un buen traductor!

La Calle del Lazo

En la Calle del Espejo vivía una joven llamada María Dolanda, era muy atractiva, tanto que incluso el rey Alfonso X quería cortejarla.
El rey le regaló un lazo para que lo llevara a sus encuentros como símbolo de amor. Después de varias citas, el rey se percató de que María Dolanda estaba más seca de lo normal con él, y de que no llevaba su lazo.
El rey mandó que la siguieran y descubrió que tenía otro pretendiente y que dicho hombre llevaba consigo el lazo con el que se habían jurado amor.
Pocos días después el hombre apareció acuchillado a la salida de su casa.
La pobre María Dolanda huyó de Madrid, dejando tras de sí el lazo que le dio nombre a esta calle.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *